SANT PERE MES ALT, un rincón afortunado en pleno Born

Nuestros clientes -una joven pareja anglosajona recién afincada en Barcelona- nos presentaron una vivienda por reformar y un programa de necesidades muy claro: convertirla en su nueva casa donde instalarse en nuestra ciudad.

Respetamos los elementos que le aportaban una identidad única al espacio:  su estructura de madera y un pavimento hidráulico en casi todas las estancias.   Decidimos situar la cocina en el centro de la vivienda, bien comunicada con el comedor en un extremo y la terraza exterior en el otro.  Así, la actividad se repartía por todo el espacio disponible aprovechando las dos fachadas.

El microcemento en cocina y baño y un parquet de madera natural en la sala de estar, acaban de configurar los acabados de esta vivienda que fusiona tradición constructiva y actualidad material.

Un mobiliario cálido y acogedor completan esta intervención.  Misión cumplida.

  • Año: 2013